Pensando en instalar cesped

Tal vez te hayas preguntado más de una vez si deberías de dar el paso y cambiar de una vez por todas tu maravilloso césped natural, ese que tanto tiempo y esfuerzo te cuesta mantener, por césped artificial de última generación. Si es así, permíteme que trate de describirte el proceso de instalación de este avanzado material.

El cesped artificial viene instalándose en España desde hace quince años aproximadamente, y pese a que las primeras versiones eran bastante toscas, con colores muy homogéneos, de pelo uniforme y poco naturales, esto ha ido cambiando drásticamente los últimos años. Las láminas de césped artificial actuales cuentan con una amplia variedad de colores, de tamaños de pelo, de morfología de los filamentos y sobretodo, y más importante, una gran variedad de marcas y calidades distintas.

Si en lo que estás pensando es en acondicionar el jardín de tu casa, cambiar tu viejo césped, eliminar malas hierbas, o simplemente instalarlo sobre una base de tierra, cemento u hormigón, deberías saber varias cosas:

Lo primero que puedes empezar por hacer es ver un muestrario de tipos de césped que existen, y contrastar con fotografías o videos de instalaciones realizadas con dichos modelos. Entre otras cosas elegirás el tamaño del filamento, cuánto más vayas a hacer vida sobre el césped, el pelo deberá ser más largo, y si por el contrario es un césped en zonas no transitables o decorativas, tendrá un pelo más corto.

Dependiendo del tipo de césped que hayas elegido, tendrá un relleno artificial de microfilamentos en tonalidades marrones, ocres y verdes simulando el color y textura del césped natural, o bien podrá ser un filamento liso que precise un relleno. Este relleno a su vez está compuesto de dos materiales: por un lado arena de sílice, que es una arena muy fina haciendo de base, que lastra y sujeta por gravedad el césped al suelo, y por un segundo material compuesto de fibras de coco y caucho, cuya finalidad es dar realidad visual al césped, al tiempo que produce una sensación al tacto y a la pisada que la hacen prácticamente idéntica al césped natural.

Una vez tienes claro el tipo de césped que más se adecúa a tus necesidades, lo siguiente es hacer una medición de la zona que quieres instalar para poder así calcular el presupuesto total. Esta valoración básicamente dependerá de dos factores, por un lado del tipo de terreno que tengas en la actualidad y el tratamiento previo que haya que realizarle, y por otro la clase de césped que hayas elegido.

El proceso de instalación, dependiendo de los metros cuadrados, suele durar entre 1 y 3 días. Si tienes césped natural o malas hierbas, el primer paso sería la retirada de esa capa vegetal con medios manuales o mecánicos. Posteriormente un pulverizado de herbicida para evitar la futura aparición de nuevas hierbas, y finalmente la colocación de una capa de árido fino de granulometría variable para crear una base sólida, consistente y homogénea, sobre la que instalar las láminas de césped. Es importante que sepas, que tanto los áridos como la lámina de césped evitan la entrada de luz solar a las capas inferiores, lo que elimina la posibilidad de que puedan brotar nuevas hierbas.

Una vez compactada la base de áridos, la instalación de los rollos de césped es relativamente rápida. Se van extendiendo de forma longitudinal, tratando de tener el menor número de juntas posibles, y uniéndose entre sí mediante láminas de geotextil y una cola de dos componentes muy potente. La fuerza de la unión es tan fuerte, que una vez secan las juntas, la totalidad del césped instalado se comporta como si fuera una única lámina.

Quedaría por último el cepillado del césped mediante medios mecánicos y la colocación de la arena de sílice en primer lugar, y posteriormente, si el tipo de césped elegido lo precisase, el relleno de fibra de coco y caucho.

Como he comentado anteriormente, pese a que el proceso de instalación es relativamente rápido, es muy importante por un lado elegir un buen material y durable (en grandes superficies venden césped traído de Asia, económico pero de poca calidad), y por otro lado contar una correcta instalación. Las juntas deben estar bien realizadas, los recortes de los bordes bien definidos, y es importante contar con buenos profesionales para realizar este trabajo.

Por último, comentarte que si quieres saber ventajas y desventajas del césped artificial con respecto al natural, en el próximo post trataré de describirlas lo más detalladamente posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *