CRÉDITOS EN MENOS QUE CANTA UN GALLO.

Desde hace una temporada, sobre todo desde que comenzó la crisis económica que se ha notado a nivel mundial, han comenzado a verse por la televisión una gran cantidad de anuncios de compañías de crédito que ofrecen créditos personales rápidos para gastar en cualquier tipo de oportunidad ya sea de ocio, decoración del hogar, alguna reforma, etc. Este tipo de créditos es tan rápido que, según los anuncios, sabes si se te ha concedido o no en cuestión de minutos.

Este tipo de compañías crediticias operan sobre todo por internet y no tiene que plegarse a las condiciones de los bancos por que operan independientemente, de esta manera no tienen muchos gastos y pueden ofrecerte los mejores créditos en las mejores condiciones del mercado con bajas cuotas de amortización y en los plazos que el cliente desee.

Actualmente hay un gran número de personas que no suele operar por internet, se muestran reticentes a esto, porque lo ven poco seguro o no se ven lo suficientemente sueltos como para tener la seguridad de que lo harán bien. Para animar a la gente a que utilicen este tipo de servicios financieros estas compañías de créditos rápidos suelen ofrecer minicréditos gratis la primera vez que un cliente solicita un préstamo en la compañía con unas condiciones determinadas. De esta manera el cliente puede probar al menos una vez con total seguridad de que sólo tendrá que devolver la cantidad que le han dejado, sin comisiones ni intereses, una vez que lo pruebe si la experiencia ha sido positiva podrá realizar otras peticiones de crédito, pero las siguientes veces ya se les aplicará alguna comisión o tipo de interés. Esto no quita que haya muchos clientes que vayan rotando compañías crediticias de forma que puedan sacar varios créditos gratis pidiendo el dinero solo una vez a cada una.

Una de las cosas buenas que tiene la solicitud de estos créditos rápidos es que no tienes que hacer ningún papeleo, se solicita a través de un breve cuestionario que se rellena y envía a través del navegador web y en muchas ocasiones no hace falta ni siquiera aportar una nómina o aval, eso sí, en este caso las cantidades prestadas no serán muy elevadas, ninguna superará los 1200 euros, suficiente dinero para un pequeño capricho o para salir de una dificultad económica puntual.

Una buena recomendación antes de contratar este tipo de créditos es leerse bien todas las condiciones que vienen en la letra pequeña de la web y, si hay alguna duda, llamar a la compañía para exponer todo lo que no entendamos y que nos lo expliquen. También se pueden presentar nuestras dudas a través de correo electrónico pero la respuesta se hará más esperar que con una llamada directa. Otra buena recomendación es que antes de solicitar un préstamo o crédito hay estar completamente seguro de que podremos devolverlo en un futuro y que las cuotas de devolución no nos supongan demasiado ahogo económico, ya que el impago de un crédito puede meternos de lleno en la lista asnef y puede darnos problemas en futuras peticiones de hipoteca, contratos de líneas de telefonía, contratos de gas, etc.

DIFERENCIAS ENTRE PRÉSTAMO RÁPIDO Y PRÉSTAMO PERSONAL ONLINE

Puede parecer lo mismo pero no lo es, existen diferencias cuantitativas entre un préstamo rápido y un préstamo personal.

Los préstamos rápidos que solicitamos por internet, al no haber apenas papeleo de por medio y no pedirse ni nómina ni aval suelen ser de poco dinero, entre 300 y 1200 euros aproximadamente, cada compañía puede ofrecerte más o menos dinero según cumplas o no una serie de condiciones. Al no solicitarse nómina es un tipo de crédito muy utilizado por la gente que, por lo que sea, aparecen en la lista asnef. Este tipo de préstamos, al tratarse de préstamos con muy poco dinero por lo general se suelen utilizar para salir de algún apuro económico puntual. Es la mejor manera de conseguir dinero rápido y fácilmente en cuestión de escasos minutos.

Por otro lado existen también los préstamos personales Online, este tipo de préstamos son los que se solicitan a través de un formulario de internet pero en este caso ya existe una serie de papeleo. Para solicitar un préstamo personal es muy probable que te pidan tu nómina o bien un aval ya que suelen ser préstamos de entre 1000 y 10000 euros, que son cantidades bastante elevadas. Este tipo de préstamos tienen implícita una devolución a largo plazo y suelen estar enfocados al pago de alguna reforma en casa o bien a saldar alguna deuda elevada. En el caso de que no dispongas de una nómina es posible que requieran al menos dos avales y tarden más tiempo en estudiar la concesión del préstamo.

Ahora, en el caso de pedir un préstamo, ya disponemos de una orientación sobre las condiciones que tiene cada tipo de préstamo y cual se adaptaría mejor a nuestras necesidades.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *